Un enfoque único en nuestro programa, es la posibilidad para el paciente de recibir el tratamiento adecuado según sus necesidades y la gravedad de sus síntomas. Por tal razón, realizamos los estudios previos y necesarios, que nos permitan asignar a cada paciente en el nivel de tratamiento menos restrictivo y más efectivo.

Una vez que el paciente se encuentra dentro del programa, éste está especialmente diseñado para transferir al paciente de una etapa a otra, dependiendo de sus necesidades y avances.

Es importante señalar que, el paciente tiene conocimiento de que en cada etapa, su equipo de tratamiento clínico permanece con él/ella, lo cual le permite cambiar de nivel o etapa, sin perder el apoyo de aquellos que lo han asistido clínicamente en su avance. Al efecto existen diversos niveles de atención/tratamiento que se determinan a partir de realizar una evaluación diagnóstica completa que comprende:

I. Entrevista Inicial

II. Evaluación Diagnóstica completa (psicoemocional, nutricional y médico-psiquiátrica). La evaluación concluye con la entrega de Resultados y Plan de Tratamiento, así como con el establecimiento del contrato de tratamiento individualizado correspondiente a cada persona.

III. Internamiento con Hospitalización (solamente en algunos casos)

IV. Etapa Intensiva Inicial (Intensivo de tiempo completo- en algunos casos)

V. Etapa Parcial Intermedia (Intensivo de medio tiempo- en algunos casos)

VI. Etapa Parcial Externa (en algunos casos)

VII. Tratamiento Externo- Ambulatorio (Tratamiento indicado en la mayor parte de los casos)

 

I. ENTREVISTA INICIAL: Esta será llevada a cabo por cualquiera de los profesionales de la clínica, pudiendo ser un médico, psiquiatra, nutriólogo o psicoterapeuta, con el fin de identificar preliminarmente las problemáticas en forma inicial y realizar la canalización correspondiente para una evaluación diagnóstica completa.

 

II. EVALUACION DIAGNÓSTICA, ENTREGA DE RESULTADOS Y PLAN DE TRATAMIENTO y CONTRATO DE TRATAMIENTO: Es indispensable para determinar el correcto establecimiento del diagnóstico y las áreas a trabajar, así como para el adecuado diseño del tratamiento. La Evaluación Psicoemocional tiene por objeto valorar el funcionamiento cognitivo y emocional de la persona, así como conocer  las características de su padecimiento a través de las entrevistas clínicas, y en ocasiones de la aplicación de una batería de pruebas psicométricas, proyectivas y de observación clínica que abarquen los aspectos:

  • Intelectual
  • Emocional
  • Social
  • Familiar
  • Personalidad

Las sesiones de diagnóstico incluirán la evaluación nutricional y en muchas ocasiones la valoración médico-psiquiátrica y podrán ser de 3 a 5 en su totalidad, dependiendo de  las características de cada caso. Las citas tendrán una duración promedio de 45 minutos a 1 hora, y éstas tendrán que ser llevadas a cabo en un periodo estimado de 2 a 3 semanas, siendo éste el tiempo máximo para su concreción y la entrega de resultados.

III. INTERNAMIENTO CON HOSPITALIZACIÓN: Esto se indica cuando la persona tiene características muy específicas que así lo requieren, tales como:

a) Tener un IMC por debajo del 16 que ya es indicativo de un grado de peligrosidad importante en la situación corporal, nutricional y médica de la persona; así como tener una composición corporal que en los indicadores del porcentaje de músculo y grasa alcancen niveles de peligrosidad

b) Haber intentado otros tratamientos sin éxito y mostar un nivel de avance o cronicidad peligroso que pueda requerir realizar todo los estudios médicos pertinentes para evaluar su estatus bajo un ambiente controlado (en el hospital) así como para poder fortalecer a la persona durante algunas semanas para ayudarla a tener una mejor respuesta a un tratamiento externo, ya sea aun de cierta intensidad o ambulatorio

c) Presentar una crisis emocional severa acompañada de una acentuada depresión y de ideación suicida o ideas de muerte o historial de intentos de suicidio previos

d) Requerir instalaciones médicas especializadas para poder atender los síntomas y cuadros médicos que ya presente la persona

e) Que las características de su trastorno presenten una dinámica de funcionamiento demasiado caótica que requiera de una contención total para poder iniciar un tratamiento

f) Que el entorno familiar muestre un funcionamiento altamente disfuncional o caótico que resultaría en interferencias iniciales para la adecuada respuesta del paciente al tratamiento

 

IV. ETAPA INTENSIVA INICIAL (5 a 7 semanas):  Esta etapa de tratamiento se propone para aquellas personas que requieren estar cuidadosamente supervisadas por los profesionales de la clínica Karuna debido a complicaciones médicas, o bien, a la gravedad de sus síntomas y/o cronicidad de su problemática. Esta etapa puede incluir el iniciar con hospitalización, en caso necesario. El paciente permanece en la clínica durante todo el día, desde las 9:00 hrs. hasta las 21:00 hrs. de lunes a jueves, y de 9:00 hrs. a 16:00 hrs. los viernes, recibiendo un tratamiento completo e integral consistente en la asistencia continua a todos los grupos psicoterapéuticos y psicoeducativos, así como un monitoreo exhaustivo de sus alimentos y medicamentos. El hecho de que el paciente permanezca en el programa únicamente durante el día, permite, no solo lograr una estabilización de su situación general en el menor tiempo posible, sino que a la vez le permite seguir residiendo en su casa y con su familia, y tener una recuperación más firme y con menor riesgo de recaída.

 

V. ETAPA PARCIAL INTERMEDIA (programa de medio día): En esta etapa de tratamiento, el paciente permanece en la clínica durante la mitad del día, ya sea durante la mañana o la tarde, o en horario mixto durante la semana, de tal forma que, gradualmente podrá ir regresando a sus actividades ordinarias sin perder los avances logrados mediante el monitoreo necesario, así como el apoyo de su equipo de tratamiento.

 

VI. ETAPA PARCIAL EXTERNA: En esta etapa, el paciente no asiste al programa de actividades de la clínica de día en su totalidad, pero continúa participando en algunos de los grupos que le resultan de suma utilidad por ser relevantes para el avance en su recuperación. Esto es acordado previamente por el equipo de tratamiento en conjunto con el paciente. De igual forma, el paciente continua asistiendo a sus diferentes citas individuales, tanto de psicoterapia como de consulta nutricional de una a dos veces por semana, según lo determinen sus terapeutas, de acuerdo a su avance. En caso de tratarse de una persona, a la cual no se le indicó la asistencia al programa intensivo o parcial intermedio de la clínica, la participación en este tipo de tratamiento será estipulada al determinar que sus terapias individuales pueden adquirir mayor eficacia al recibir apoyo adicional, a través de su  asistencia a algunos de los grupos que previamente le sean indicados en la evaluación inicial o al inicio del tratamiento a nivel externo.

 

VII. TRATAMIENTO EXTERNO: Este nivel de tratamiento se recomienda para aquellas personas que son nuevas en el tratamiento; o bien, que en base a la evaluación inicial y los síntomas que presentan, se determina que no requieren de un cuidado más intensivo, pudiendo tener un adecuado avance asistiendo únicamente a consultas en forma externa. Las sesiones de psicoterapia individual, terapia familiar y de grupo, así como las consultas de nutrición y médicas (en caso necesario), se llevan a cabo una o dos veces por semana, de acuerdo con lo estipulado en la evaluación previa y al inicio del tratamiento.

 

APOYOS ADICIONALES PARA UNA ATENCION MÁS COMPLETA: Contamos en nuestro programa con toda una serie de grupos terapéuticos, talleres, conferencias y prácticas que tienen por objeto brindar a nuestros pacientes y a sus familiares otros apoyos que les ayuden a progresar en su recuperación de manera más firme y certera.

Suscríbase a nuestro Boletín

* se requiere