La Importancia de las Habilidades Sociales para la prevención de los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Mtra. en Psic. Claudia B. Varela Cabral.

Terapeuta Cognitivo Conductual y EMDR

Clínica Karuna y Asociación de Interdisciplinas Cognitivo Conductuales, S.A. de C.V.

 

El desarrollo social adecuado de los seres humanos es fundamental para una vida plena. Desde hace aproximadamente veinte años, diversos estudios han resaltado la importancia de las habilidades sociales y la comunicación asertiva tanto en la prevención con en el buen pronóstico de diferentes trastornos emocionales. Desde los años 80’s se empezó a implementar el entrenamiento en habilidades sociales en el tratamiento psicológico de diversos trastornos dentro de las terapias cognitivo conductuales.

Hoy en pleno siglo XXI en donde la tecnología y las redes sociales han cambiado radicalmente la forma de interactuar y han reemplazado las conversaciones en vivo por mensajes de texto e imágenes, las habilidades necesarias para la socialización y la comunicación asertiva siguen siendo factores fundamentales en la salud mental de cualquier persona.

En una revisión de diversos estudios, realizada en Noviembre del 2015 se confirma que las habilidades sociales son un factor de protección para el desarrollo de los Trastornos de la Conducta Alimentaria en adolescentes. Mientras más repertorio de habilidades sociales tenga un adolescente, se encuentra más protegido de presentar este tipo de trastornos. (Cien Saude , C. 2015).

La asertividad se refiere a conductas encaminadas a decir lo que se siente y piensa, respetando las opiniones, deseos e intereses de las demás personas de una manera adecuada a la situación. La conducta asertiva se sitúa en un punto intermedio entre la agresividad y la pasividad.

Una persona que es asertiva puede:

  • Comunicarse adecuadamente y lograr los resultados esperados de esa comunicación.
  • Reducir la ansiedad ante situaciones de interacción con otras personas.
  • Respetarse, respetar a los demás y enseñar a los demás a respetarlo.
  • Mejorar sus relaciones interpersonales.

 

Cuando hablamos de habilidades sociales nos referimos a “un conjunto de comportamientos aprendidos que nos facilitan la consecución de refuerzos en situaciones de interacción. (González y López, 1999)”.

En México, en un estudio realizado en el 2008 con adolescentes, se encontró una relación significativa entre habilidades sociales y conductas de riesgo en alimentación. A mayor déficit de habilidades sociales se presentan mayores conductas alimentarias restrictivas y mayor preocupación por el peso y la comida. (León, Gómez-Peresmitré, Platas-Acevedo, 2008).

Al realizar estudios en pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria se ha observado que los síntomas más severos están asociados a una mayor dificultad para socializar. Los pacientes con Anorexia Restrictiva tienen mayores déficits en asertividad y más dificultades para relacionarse que los pacientes con Bulimia. (Raykos, B.C. McEvoy, P.M., Carter, O., Fursland y Nathan, P. , 2014).

Otros estudios han encontrado que las personas con obesidad con menos asertividad tienen más elevados niveles de ansiedad social y mayor incidencia de trastorno por atracón. (Duchesne, M, De Oliveira Folcone, E.M., de Freitas, S.R., D’Augustin, j.F., Marinho, V., Appolinario, J.C., 2012)

La falta de asertividad, predice un Trastorno de la Conducta Alimentaria hasta en un 53.2% . A mayor asertividad menor frecuencia de vómitos en Bulimia. Las conductas asertivas mejoran el pronóstico a corto y largo plazo de este tipo de pacientes.  (Behar, 2010 )

En un análisis realizado en Chile encuentran que la falta de asertividad resulta un factor predisponente, desencadenante y perpetuante de este tipo de padecimientos. Por lo tanto sobretodo en los adolescentes es fundamental promover un desarrollo social adecuado. (Behar, 2010)

Algunas recomendaciones :

  1. Modelar como padres conductas adecuadas de relación con los demás como el saludo diario, iniciar conversaciones, mantener conversaciones,

saber negociar, comprender y expresar sentimientos, etc.

  1. Fomentar en los hijos actividades físicas y recreativas que sean una oportunidad de relacionarse con personas de edades y gustos similares.
  2. Promover en familia las conversaciones para resolver conflictos y llegar a acuerdos.
  3. Enseñar a los hijos a ser tolerantes y respetuosos de las creencias y conductas de otras personas.
  4. Reforzar o dar consecuencias agradables cuando los demás miembros de la familia utilizan alternativas diferentes a la agresión.
  5. Evitar criticar o prejuzgar a los amigos de nuestros hijos.
  6. Fomentar la convivencia con amigos y que puedan llevar amigos a casa que participen en las actividades familiares.
  7. Interesarnos por conocer a los amigos de nuestros hijos e interactuar con ellos.
  8. Fomentar la participación activa de nuestros hijos en actividades recreativas, sociales y académicas.
  9. Evitar castigar a los hijos a través de conductas de evitación o que interrumpen la comunicación.

 

Referencias:

  1. Behar, (2010 )Funcionamiento Psicosocial en Pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria: Ansiedad social, alexitimia y falta de asertividad. Revista Mexicana de Trastornos de Alimentación , vol I., p. 90-111.

2.Cien Saude, Colet. 2015 Nov; 20(11):3495-3508.Social skills: a factor of protection against eating disorders in adolescentes.Uzunian LG1Vitalle MS1.

  1. González, J.L. & López, L.A. (1999). Sentirse bien está en tus manos. España. Ed. Sal Terrae.

 

  1. Journal of Health Psychologie. 2012 Oct;17(7):1065-75. doi: 10.1177/1359105311432326. Epub 2012 Jan 4. Assessment of interpersonal skills in obese women with binge eating disorder. Duchesne M1de Oliveira Falcone EMde Freitas SRD’Augustin JFMarinho VAppolinario JC.)
  2. Journal of Eating Behavior  2014 Aug;15(3):449-52.doi: 10.1016/j.eatbeh.2014.06.008. Epub 2014 Jun 21. Interpersonal problems across restrictive and binge-purge samples: data from a community-based eating disorders clinic. Raykos BC1McEvoy PM2Carter O3Fursland A1Nathan P1.

 

  1. León, Gómez-Peresmitré, Platas-Acevedo, (2008). Conductas alimentarias de riesgo y habilidades sociales en una muestra de adolescentes mexicanas, Salud Mental, 31:447-452.